5 Followers
33 Following
guajars

Dan Guajars

Santiago, 1977. Periodista de profesión, lector y autor de fantasía y ciencia ficción desde los 12 años, trabaja en marketing online y hace clases de Internet para periodistas. Felizmente casado con Lucía Gabriela y es el orgulloso padre de Amanda Luna.

Currently reading

The Best of the Best: 20 Years of the Year's Best Science Fiction
Bruce Sterling, William Gibson, Stephen Baxter, Lucius Shepard, Ian R. MacLeod, Greg Bear, Connie Willis, John Crowley, Brian Stableford, Ted Chiang, William Sanders, Steven Utley, Molly Gloss, Tony Daniel, Robert Reed, David Marusek, Maureen F. McHugh, Greg Egan, Paul J.
Heart-Shaped Box
Joe Hill
Redshirts
John Scalzi

El Fumador y Otros Relatos

El Fumador y Otros Relatos - Marcelo Lillo Llevaba mucho tiempo escuchando de este escritor sureño y sus historias ganadoras de concursos literarios, en serio me picaban los dedos por conseguir uno de sus libros de cuentos y analizar hasta el color de la tinta. Y por fin pude.

Tenía unas expectativas muy altas, es verdad. No me creo la historia de la pistola y el suicidio programado en caso que no le vaya bien con su escritura, eso es otro de sus cuentos, uno bastante macabro, pero efectivo. Así logró llamar la atención de los medios en la época que salía este libro. Pero no fue sólo eso, de verdad su nombre se repetía en uno u otro concurso de cuentos (de las Europas, en todo caso). Por lo tanto debía ser un tremendo escritor.

Al leer sus cuentos me encontré con una simpleza muy básica, historias con protagonistas sin nombre y desenlaces descafeinados. Algunas de las historias son francamente pobres y olvidables. Mas no todas, algunas me dejaron fascinado y estoy en proceso de releerlas, en serio. Pero son la minoría. Los cuentos peor logrados están repletos de situaciones forzadas que suenan del todo inverosímiles, que obligan a repensar las escenas que hacen ruido en una sinfonía minimalista. Y contrastan con esa simpleza característica de su escritura. Me hicieron arrugar el ceño y nada más.

Los mejor logrados son además los más simples y verosímiles y funcionan como ventanas a una experiencia significativa de los protagonistas. A pesar de la falta de descripciones emocionales logran mostrar el estado de ánimo de su protagonista. Eso sí fue un descubrimiento y un agrado de leer.

No daré detalles de cada cuento, no hay para qué, tienen que leerse sin tanta introducción. Basta decir que la presencia de esos cuentos fabulosos explica por qué Marcelo Lillo gana concursos y se nota que los demás textos (los que no tienen ni un brillo) son los que no ganaron.

¿Lo recomiendo? Sí, hay buen material ahí. Y es una buena lección de simpleza para los autores nóveles que insisten en tirar toda la carne sobre la parrilla. Aprendí leyendo (como escritor que me creo) y me surgieron varias ideas. Hay un segundo libro de cuentos y una novela que me gustaría leer, pero la ansiedad ya pasó, ya le pillé la maña.